Síguenos en:

Tarjetitas

Dedicado a mi adorada Hija

Reflexiones

Dedicado a mi adorada Hija

Hoy quiero decirte que mi vida no ha sido una escalera de cristal, todo lo contrario.

Al recorrerla, he conseguido escalones falsos, partes sin barandal y hasta tramos donde no hay peldaños.
Sé que tu vida hija mía por más que yo desee lo mejor para ti, no será una escalera de cristal y sólo puedo decirte. Que cuando te consigas un escalón flojo o inestable, yo estaré allí para estabilizarte y equilibrar tus penas.

Que cuando consigas tramos que no tengan barandales, mi mano estará allí para sostenerte y así puedas sentir seguridad.

Que cuando no hayan tramos que te permitan avanzar, si es necesario, yo te serviré de puente para que puedas continuar.

Cuando ya no pueda estar a tu lado y necesites de mí, cierra tus ojos!!!! Aférrate a nuestros momentos más maravillosos, y avanza al final de esa escalera yo te estaré esperando.

Hija mía, sé que tu vida no será una escalera de cristal pero recuerda que nuestro amor y el lazo que nos une, es tan hermoso, puro y transparente como el cristal y a la vez fuerte y duradero como el acero.

No quiero que te parezcas en lo más mínimo a mí, ni siquiera en una pestaña. No eres la continuación ni de mi apellido, ni de mi a veces maligna forma de ser. No eres mi apéndice, eres más… eres única e indispensable.

No serás lo que nunca pude ser, ni te lanzaré por los senderos que yo hubiera querido recorrer.
Eres sencilla y llanamente diferente, desafiante al exponer tus puntos de vista y realmente quisiera que seas tu propia escultora, que tu cincel haga pedazos las asperezas y redondee las puntas que te afligen.

Eso solo lo puedes hacer tú, no fabriques tus cimientos y columnas sobre nadie, sé fuerte, sé digna, no regatees ni en las tiendas y mucho menos en el amor.

Pero sobre todas las cosas del mundo, solo te pido algo: Sé todo lo que quieras ser, mientras te haga feliz: Vende helados, ilusiones, compra nubes, pendientes, zarandea a la vida y no sigas a los demás, no creas en lo que te digan, solo hazlo si a ti te apetece.

Sé timón, nunca ancla, sé mar

Seguir leyendo
Anuncio
También te puede interesar...

Más en Reflexiones

Arriba