Síguenos en:

Tarjetitas

Cuide su matrimonio ahora que puede porque luego sera demasiado tarde

Reflexiones

Cuide su matrimonio ahora que puede porque luego sera demasiado tarde

Cierta vez, un hombre volviendo del trabajo, encuentra a su mujer cocinando. Habiéndola echado de menos, le da un besito dulce y otro y otro y muchos.
Muy felices, mientras están en la mesa cenando, el móvil de la mujer suena, un mensaje de su amigo que le deseaba buenas noches. El marido ve el mensaje y se molesta, y sin hablar del asunto con su mujer, va al dormitorio a acostarse sin cenar.

La mujer mira a su marido y piensa: ¡No! ¡Él no tiene razón! ¿Se molesta por un simple mensaje? No voy a ir detrás suya, no es un crío .

La mujer cena y se va a acostar, la pareja durmió enfadados, dándose la espalda aquella noche.
A media noche, la esposa está sudando con mucha fiebre, entonces sin conseguir hablar toca la espalda del esposo y él de espaldas, con un aire de no me molestes, retira la mano de su esposa. La mujer sin más aire, muere de un ataque al corazón.

Por la mañana, se despierta, prepara sus cosas para ir a trabajar, se da un baño y va a la empresa. La esposa aún estaba en la cama, entonces el hombre la miró y no le parecía que estuviera muy bien, pero la ignora y piensa: ¡No le voy a dirigir la palabra, hasta que ella lo haga primero! Entonces, se viste, desayuna y se va al trabajo .

Por la tarde, el esposo al regresar a casa, ve en una tienda un hermoso reloj que le encanta, y lo compra para dárselo a su esposa.

Al llegar a casa, el marido estaba feliz, iba a regalar ese precioso reloj a su amada esposa y decirla lo mucho que la amaba, lo enamorado que estaba de ella y la daría muchos besos.

Entonces, él abre la puerta y va hasta la cocina, pues él estaba listo para sorprender a su amada con una gran cena, pero ve que el desayuno todavía estaba allí; entonces él triste piensa: ¡ella todavía está enfadada conmigo !!!

Entonces el hombre va a la habitación a dejar su maletín, y ve que la esposa aún estaba en la cama acostada en la misma posición. Asustado, se dirige hacia ella y algo le dice que estaba muerta.

Entonces el esposo llora, llora mucho y un poco más. Grita de desesperación, pues la esposa estaba muerta …

¡No lleve el orgullo a la habitación!El tiempo es muy corto para peleas. Sepa aprovecharlo.
¡Cuide bien de su pareja! Ame a su mujer o marido, déle mimos, colmela de besos diciéndola cuánto le ama o la ama, de cariño y amor !!!

Porque el tiempo nunca esperó a nadie. Por encima de todo no sea orgulloso en el amor y resuelvan todo, no se acuesten enfadados.

Dios quiere que cada uno ame al otro como Cristo amó a la iglesia.

Pare y piense: por no querer dejar a un lado el orgullo y resolver las cosas, las consecuencias pueden ser irreversibles. A veces, tenemos que sacrificar por amor y por amar; no hay personas perfectas, existen amores verdaderos dispuestos a sacrificar por ese amor…!!!

Seguir leyendo
Anuncio
También te puede interesar...

Más en Reflexiones

Arriba